Ágora Consultora ECO | Soy coach ontológica: algunas cuestiones que la gente usualmente se replantea
1142
post-template-default,single,single-post,postid-1142,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Soy coach ontológica: algunas cuestiones que la gente usualmente se replantea

Soy coach ontológica: algunas cuestiones que la gente usualmente se replantea

Durante mi último período de formación como Coach Profesional facilité varias conversaciones de coaching a modo de práctica. De estas sesiones resultaron una serie de ‘replanteamientos’ bastante frecuentes entre mis “coachees” (clientes de coaching) que estimo son comunes a una mayoría de personas. Debido a que son tan comunes y ya que muchas personas no tienen el beneficio de poder contar con un ‘coach ontológico’, he compilado cinco preguntas que surgieron con frecuencia durante estas sesiones. No hay ninguna respuesta que funcione para todos, eso está claro, pero espero que mis respuestas sean valiosas y que tú puedas “relacionarte” con ellas de alguna manera…

  1. “Estoy en un trabajo que me desagrada ¿cómo puedo liberarme de esto y tener el valor de hacer lo que me apasiona?”

Lo mejor que puedes hacer cuando te sientes «atrapado» entre el lugar en el que hoy te encuentras y el lugar al que quieres llegar es reconocer primeramente que aún podrías encontrarte en una fase de aprendizaje. Construir un nuevo puente o abrir un nuevo camino de vida requiere un tiempo de maduración y natural crecimiento interior. Si el trabajo que te desagrada paga tus cuentas mientras que financias tu pasión… fácilmente podrías complementar ambas, no?

Ahora, tener consciencia del aquí y el ahora te empodera. Tú tienes la capacidad de elegir tu presente y de forjar tu futuro. Confía en el proceso, en tu propio proceso. Mantén tu voluntad de que cada día puedes diseñar tu futuro y hacer lo que amas. Sigue a tu corazón y ten presente que en este momento te encuentras exactamente donde has que estar.

  1. “He hecho todo lo que pensé que tenía que hacer, tengo un título de grado, tengo un gran trabajo, me casé, tengo hijos y sin embargo, me siento vacío y con un descontento interior. Pensé que quería esto y no me satisface, me siento incompleto.”

La palabra clave en esta declaración es «tenía” que hacer. Cuando hacemos lo que el mundo piensa que debemos hacer o lo que se ‘supone’ que debemos hacer, seguramente sentiremos una sensación de vacío. Esto se debe a que estamos buscando una respuesta interior fuera de nosotros mismos, tratando de “encajar” en el mundo.

He aprendido a trabajar bajo la presión de un entorno corporativo que al tratar de satisfacer sus demandas puede dejar a las personas agotadas y de alguna forma deprimidas. Me pasó cuando estuve trabajando en una mina al sur de nuestro país y observar a mis compañeros y colegas de trabajo. Hoy tengo esa distinción del «observador» que somos: “no vemos las cosas como son, sino como somos”, el punto de inflexión de estas personas es “el darse cuenta” de que todo lo que han hecho en su vida hasta este momento las ha preparado para ser quien realmente Son Ahora.

En lugar de lamentarte por el pasado o pensar que has cumplido con el «deber ser»: Actúa; el vacío desaparece cuando nos volvemos hacia adentro en lugar de buscar la felicidad fuera de nosotros.

  1. “Estoy divorciada, sola, y ahora cuando recuerdo los momentos del compromiso, veo las fotos del casamiento, me siento muy molesta. Perdí los mejores años de mi vida. No veo cómo cambiar esto hacia un pensamiento más positivo.”

Conócete a ti misma. Explora tus miedos e inseguridades. Esto facilita la comprensión de tus emociones y polariza tus estados de ánimo. Una forma de atraer el amor a tu vida es decirte a ti misma: «estoy feliz, estoy contenta con mi vida, me siento plena, el resto viene por añadidura”, se trata de la Ley de Atracción: lo que das, recibes!

  1. “Me entusiasmo al comenzar algo nuevo, pero entonces me rindo y no continúo. Eso me da impotencia y pereza.”

Desde la psicología a eso se lo llama “procrastinación”, y es la acción o el hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables. Lo mejor que yo haría en estos casos es re-plantarme el «para qué» comencé esa actividad en un primer momento, el “para qué elegí hacerla”.

Conéctate con tu pasión interior. Muchas veces nos damos por vencidos demasiado pronto, perdemos de vista la razón por la cual comenzamos ese viaje, ese nuevo hábito saludable. A veces nos damos por vencidos porque nos parece demasiado difícil de lograr o quizás porque tomará demasiado tiempo –a nuestro parecer- alcanzar los resultados. Para ‘combatir’ esto podrías fijarte metas tangibles de modo de facilitarte la toma de consciencia sobre los pequeños logros que vayas alcanzando en pos de tu(s) objetivo(s) a largo plazo. Proponte por lo menos una meta cada día y tu “yo” agradecerá consciente el momento, y a Futuro!

  1. “¿Cómo puedo encontrar mi pasión cuando no la siento?”

Gran parte de la ansiedad que sientes en este momento está ligado a un futuro desconocido. Esto podría estar impidiendo que sientas la alegría de vivir y consecuentemente influye en encontrar tu pasión interior. Establécete la intención de estar ‘abierta’ a aprender más sobre ti misma. Confía en tu intuición, en tu poder de acción. Permite que durante tu proceso de acción, de vida, surja una necesidad natural de Hacer, de Elegir Hacer.

“Todo cae por su propio peso”…  y en el momento justo. Disfruta el viaje, tu viaje de vida! y sé consciente que cada día aprendes más de ti misma.

Establecerte objetivos es fundamental para vivir el presente diseñando tu futuro. No se trata de ser mejor o tener más. Crear una visión y una misión en tu vida y establecerte pequeñas metas para llegar hasta allí facilitará profundizar el observador que eres y vivir en plenitud! Tú Plenitud!!

Feliz Día del Ser Mujer!

Por Maricé Espínola

https://www.facebook.com/AGORA.ECO

No Comments

Post A Comment