Ágora Consultora ECO | Sensaciones, Intuición y Acción
997
post-template-default,single,single-post,postid-997,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Sensaciones, Intuición y Acción

Sensaciones, Intuición y Acción

Leía a Osho en “Intuición” (2013) que “la intuición no es algo que se pueda explicar científicamente porque el mismo fenómeno no es algo científico sino irracional. La intuición va más allá del intelecto, es algo que incluso no pertenece al intelecto, que proviene de algún lugar donde el intelecto se encuentra totalmente desarmado”. De modo que el intelecto puede sentirla, pero no la puede explicar.

Los sentidos en este contexto juegan un papel elemental. Son a través de ellos que percibimos y observamos una realidad hecha a la medida de nuestro observador. Los sentidos nos generan percepción, que trascienden en pensamientos y luego en acción. La intuición es el discernimiento holístico de esta interacción sistémica.

Las sensaciones percibidas a través de los sentidos y la intuición generan el mapa sobre el cual nos movemos, la dimensión de la realidad que diseñamos. “El mapa no es el territorio, sino su representación” versa un refrán, esto implica que cada uno tiende a creer que tiene la capacidad de ver las cosas como son. Recuerda cuántas veces discutiste creyendo que tu idea y tu forma de ver la situación eran “la verdad” o “la realidad”. Somos creadores de modelos. A través de ellos, diseñamos, perpetuamos y extendemos nuestros modelos culturales, y operamos sobre lo que nos rodea. Estos “modelos mentales” nos permiten organizar y codificar nuestra interacción con nosotros mismos y con el entorno. Sin embargo, para que esa interacción resulte enriquecedora esos modelos que armamos a partir de nuestra representación sensorial e intuitiva han de concebirse como sólo eso: representaciones del mundo que no son el mundo.

Según Rafael Echeverría (El Observador y Su Mundo, 1985) “no sólo observamos con nuestros ojos [yo agregaría también los cuatro sentidos restantes, que evidentemente son una forma de lectura…], observamos también con nuestras distinciones, ellas nos constituyen en el tipo de observador que somos.

Una distinción es el resultado de un acto efectuado por un observador. Al hacer una distinción, el observador separa algo de su trasfondo. Al hacerlo puede operar con ese algo como una unidad, como una entidad individual.

El disponer de una distinción nos permite observar lo que otros no ven. Nos permite tomar acciones que otros no pueden tomar.”

Según Humberto Maturana [1] “al operar como observadores, hacemos distinciones en nuestro vivir. En tanto hacemos una distinción, traemos un mundo a la mano. Si distinguimos una ventana, una silla, al hacerlo operamos como observadores.

La experiencia es lo que uno distingue que le sucede; si no distingo, no es parte de mi experiencia.” Experimentar implica asimilar distinciones cognitivo -intuitivas que se suceden a partir de nuestros sentidos, de nuestras sensaciones.

La percepción a partir de nuestras sensaciones limitarán o ampliarán nuestra visión y luego misión como observadores. Percibimos el mundo exterior a través de nuestros cinco sentidos: vista, oído, olfato, tacto y gusto, experiencia sensorial que nos da información y conocimiento acerca de él. A su vez, las creencias, los valores, los pensamientos, las historias que dan sentido a nuestra vida, operan como filtros internos y direccionan la información aportada por nuestros sentidos, construyendo así nuestros mapas mentales o modelos del mundo.

La disciplina del PNL (Programación Neurolingüística) define tres sistemas de representación sensorial mediante los que codificamos la información: el visual, el auditivo y el Kinestésico. Este último abarca los sentidos del tacto, el olfato y el gusto y sentimientos internos, como sensaciones recordadas, emociones, además del sentido del equilibrio. Todos los seres humanos utilizamos los tres, aunque, en cada persona, predomina o está más desarrollado uno u otro.

No me explayaré en este tema en este artículo, pero es para que tengas una idea de la dimensión e importancia holística que tienen las sensaciones. Las sensaciones son exclusivamente unívocas e inequívocas de cada Observador. Ellas te abrirán o cerrarán oportunidades; en la medida que las identifiques y trabajes sobres ellas diseñarás tu presente y tu futuro.

Te propongo un ejercicio práctico sobre las sensaciones, percepciones e intuición:

Siéntate en un lugar cómodo… date un espacio de tiempo y tranquilidad y trata de que nada interrumpa tu momento… relájate…

Ahora, visualiza tu imagen en una pantalla, en blanco y negro, y a continuación, colócate dentro de esa imagen… haz que automáticamente se transforme en una imagen en colores.

Intenta concentrarte en tu propia y particular personalidad… a través de toda tu vida… mientras haces una descripción, de la manera más objetiva y sincera posible, de tus actitudes relacionadas con los siguientes aspectos:

Hazte la pregunta mientras visualizas: ¿cuál es mi actitud respecto a…?

  • La salud
  • Las relaciones
  • El trabajo
  • El dinero
  • El aspecto espiritual

Es decir, debes describir cómo te comportas… cómo actúas tú… en cada uno de los aspectos apuntados anteriormente…

Trata además, de tomar nota de cómo es tu actitud en relación a cada uno de esos aspectos, tan sensibles y sensitivos en la vida de un ser humano…

Por Maricé Espínola

https://www.facebook.com/AGORA.ECO

 

[1] http://www.inteco.cl/articulos/003/texto_esp.htm

4 Comments
  • Agustín
    Posted at 16:25h, 08 junio Responder

    Desde el lugar en que te encuentres, solo abre los ojos, comienza a mirar y ver, oír y escuchar, sentir y percibir…Así El observador comienza a desarrollar su energía y a partir de esta a vivir su «Misión/Visión». Cada momento te prepara para dar lo mejor de ti, la intención con la cual comiences a actuar, determinará que tus acciones, sensaciones e intuiciones, te abran a nuevos niveles de comprensión y mejores formas de vivir…

    • Maricé
      Posted at 19:16h, 08 junio Responder

      Muchas Gracias, Agustín! «Quien es observador, lleva un maestro consigo».

  • ¿Cómo sabes si vas por el camino adecuado? | Àgora Consultora E.C.O.
    Posted at 14:53h, 15 julio Responder

    […] intuición… la intuición, decíamos en Sensaciones, Intuición y Acción que las sensaciones percibidas a través de los sentidos y la intuición generan el mapa sobre el […]

  • La importancia de la capacitación y el desarrollo de las personas en la organización | Àgora Consultora E.C.O.
    Posted at 22:56h, 21 enero Responder

    […] lo expresábamos en Sensaciones, Intuición y Acción, el sentir y pensar son dos sistemas interactivos que se alimentan mutuamente, y más de una vez […]

Post A Comment