Ágora Consultora ECO | El coaching como catalizador de proyectos organizacionales
357
post-template-default,single,single-post,postid-357,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

El coaching como catalizador de proyectos organizacionales

El coaching como catalizador de proyectos organizacionales

 coaching_empresarial1

“Los que están suficientemente locos como para pensar que pueden cambiar el mundo, son los que lo hacen.”
Steve Jobs

 

Es paradójico como en estos tiempos donde se proponen grandes cambios en la política, en la economía y en la sociedad en general se producen dos hechos contradictorios entre sí. Por un lado, la urgencia del cambio y por otro el pretender conservar creencias pasadas que asimismo dificultan el cambio. Y esto ocurre por ignorancia o bien por inconsciencia, y en otros casos (en la mayoría) porque no se quiere… bajo la excusa de “no se puede”.

Los expertos líderes en gestionar estos cambios son claves catalizadores de mudanzas a nivel holístico y particularmente organizacional. Seguramente todos hemos oído las características de “un buen líder”, entre ellas el conocimiento como base de acción y toma de decisiones; no obstante hay que tener algo en claro que no todo se adquiere a través de la formación o ilustración académica, y con esto hago una referencia directa a cuestiones como la Actitud, el Entusiasmo o la Motivación, aspectos que sólo lo puede aportar la propia persona, sin necesidad de mediación alguna para ello de competencias académicas o técnicas. Dichos atributos vienen dados por el conjunto de las emociones que están involucradas en cada uno de nuestros pensamientos (creencias), actos y sentimientos. Es el propio entorno cultural, familiar y social, que junto a la experiencia personal, confecciona y desarrolla todas las cualidades emocionales que darán forma a nuestro Ser.

Somos personas, seres humanos, antes incluso de ser conscientes de ello. Es curioso que cuando nos preguntan quiénes somos, la mayoría, de una forma inconsciente, contestamos con nuestra profesión,  identificándonos con ello, ya sea si trabajamos como administrativos, ingenieros, médicos, albañiles, jueces, camioneros o plomeros, cuando en realidad ésas son tan solo aptitudes que forman parte de algo mucho más amplio. Es decir, un “nosotros”.

Es necesario comprender que la Actitud, la Motivación o el Entusiasmo, son aspectos esenciales donde se asienta el Coaching. El Coaching es una filosofía ciertamente válida para estos tiempos que corren, es más, yo incluso diría que debería ser imperativo en cualquier plan de formación como un módulo dentro de cualquier tipo de curso específico -porqué no?- y como parte del plan anual de capacitaciones en las organizaciones privadas y públicas!, al igual que se hace con los de riesgos laborales o gestión medio ambiental. Es una forma de hacer llegar a directivos y trabajadores la importancia que tiene el tratar de conseguir la excelencia en la empresa a través de la Actitud. Y en esta tarea el trabajo individual y paralelamente en equipo: “el nosotros”, es radical.

Algunas prácticas que promueven y alientan la motivación de la gente (G. Samelnik, 2012)[1]

  • Dar a la gente responsabilidades por los resultados de su trabajo.
  • Planear objetivos claros y realistas.
  • Brindar a la gente los recursos para hacer su trabajo.
  • Proveer un feedback responsable, sincero y contributivo.
  • Dar reconocimiento cuando se lo merezca y comunicarlo al equipo.
  • Proveer oportunidades de capacitación y desarrollo.
  • Paquetes de recompensas que reflejen el trabajo y sean acordes al trabajo.
  • Imparcialidad y respeto.
  • Un ambiente alegre y divertido.

En este contexto, el coaching ontológico promueve y cataliza resultados organizacionales desde un espacio de aprendizaje, por el cual las personas aprenden nuevas maneras de “Ser” y “Hacer” para alcanzar Resultados extra-ordinarios (“Tener”).

La implementación de Normas Internacionales de Gestión, la introducción organizacional en nuevos mercados, el posicionamiento de productos y/o servicios implica una visión holística, un cambio de perspectiva, alcanzar nuevos niveles de consciencia, desarrollar nuevas habilidades que no necesariamente son técnicas sino humanas, es allí donde se focaliza y distingue nuestro servicio de consultoría en estrategias, coaching y operaciones, ÀGORA Consultora E.C.O.

Por Maricé Espínola Méndez

https://www.facebook.com/AGORA.ECO


[1]  Samelnik, G. (2012), Coaching Integral del Siendo, GL Group Editores, Buenos Aires, p 163.

2 Comments
  • Claudio
    Posted at 12:37h, 02 enero Responder

    Impresionante la fluidez del lenguaje y la convicción del interlocutor. La expresión de una convicción y una forma de vida. Es importante para los que aprendemos meditar sobre la necesidad que tenemos de hacer de esto una forma de mirar la vida y VIVIRLA.
    Muchas gracias.

    • À G O R A Consultora E.C.O.
      Posted at 13:19h, 02 enero Responder

      Muchas Gracias Claudio por tu lindo comentario!
      Muy alentador!

      El coaching como otras disciplinas nos inducen y motivan; además de tener el placer de practicarlo en una profesión y brindarlo como servicio es parte de una filosofía de vida, particularmente hablando.

      Saludos, Maricé.

Post A Comment