Ágora Consultora ECO | 5 fáciles hábitos de cuidar nuestro planeta desde tu hogar!
974
post-template-default,single,single-post,postid-974,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

5 fáciles hábitos de cuidar nuestro planeta desde tu hogar!

5 fáciles hábitos de cuidar nuestro planeta desde tu hogar!

Con la amenaza de la radiación U.V., el calentamiento global, la deforestación, las extinciones, etc. es difícil ser indiferentes al estado de nuestro planeta, independientemente si eres o no escéptico sobre los cambios. Las acciones que tomemos en pos del cuidado ambiental no implican que salvaremos al planeta, sino que nos salvaremos a nosotros mismos de una natural extinción. No deseo resultar dramática, pero está claro y a la vista la vivencia que los cambios ambientales se están sucediendo y son inminentes, independientemente la fuente de origen que se le confiera.

Entonces la clave del cambio hacia un impacto ambiental positivo parte de cada uno de nosotros. Esto implica “volver” a un nosotros mismos -vale decir: consciencia del Ser y Estar-, y hacer lo que más pueda en mi mundo más inmediato. Esto me recuerda una gran frase de Mahatma Gandhi: “sé el cambio que quieres ver en el mundo”, de eso se trata…

Si cada uno de nosotros nos encargamos del cuidado del lugar y del espacio que tomamos de la Madre Tierra, hemos contribuido en gran medida a mejorar el planeta. Ya lo decía la Madre Teresa de Calcuta: “a veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota.”

Aquí hay algunas maneras en que puedes hacer esto, y contribuir con un ambiente mejor a partir de hoy!

1. Deja tu espacio en mejor forma que cuando lo ocupaste

Cada vez que cambias un espacio, comprométete contigo mismo a que quede mejor que cuando lo ocupaste cuando llegaste. ¿A qué me refiero? Al igual que nosotros mismos, nuestros espacios de vida han de mejorar permanente y progresivamente -ya sea estéticamente con decoración, estructuralmente a través del mantenimiento y reparaciones, por ejemplo grifos con pérdidas, apagar las luces cuando nos retiramos de lugares que no ocupamos, o simplemente mantener limpios e higiénicos los lugares que permanentemente ocupamos o que lo hacemos con eventualidad, como por ejemplo cuando vamos a un día de campo; cuando voy por la calle y genero residuos, esperar hasta un depósito habilitado para desecharlo, etc.

2. Haz reparaciones

No hay energía más grande de deshacernos de objetos rotos o cosas en mal estado. En una casa es evidente que hay energía, todo es energía, nosotros somos energía. Un área, un elemento, un objeto que necesita de reparación, por ejemplo, una pared agrietada debido a una pérdida de agua, es como un ‘traumatismo’ en una casa. Desafortunadamente hay reparaciones que pueden ser caras y no siempre se las puede encarar. Sin embargo, una buena táctica es tratar de hacer la reparaciones que se precisan antes de hacer inversiones en otras áreas (como la compra de ese gran sofá que has estado mirando!)

3. Elimina el desorden

Una gran “trampa” energética en los hogares es el desorden. Tú te preguntarás: ” ¿cómo desde mi armario, puedo colaborar con el ambiente!?” Efectivamente lo puedes hacer, a través de donar la vestimenta, artículos, etc. que ya no uses.

Tú generas la mejor energía dentro de tu espacio de vida, tú decides ser mejor persona para el ambiente. Y siempre haz tu mejor esfuerzo para reducir, reutilizar y reciclar!

4. Utiliza los principios del feng shui

Inicialmente soy bastante escéptica en relación a este tipo de filosofías. Con una formación eminentemente técnica, los temas etéreos me resultan algo aprensivos, no obstante está claro que la energía está, existe y es. La energía cuántica, uno de los últimos descubrimientos de la ciencia es axiomática. El feng shui si bien es un arte místico, es pragmático en cuanto a la teoría energética, entonces desde esa perspectiva es una muy buena referencia para la armonización de nuestro ambiente y espacios de diario. Una de las cosas más importantes es tratar de llevar tu conciencia a tu espacio vital. Sentirte plácido en tu espacio laboral, tener plantas, lugares abiertos, evitar amontonamientos, reducir acopios, etc. o simplemente mover las cosas hasta que a tu ámbito diario lo sientas mejor para tu bienestar.

5. Agrega atractivo exterior

El exterior de nuestra casa es tan importante como el interior. El frente de la casa representa la cara que presentamos al barrio, al entorno, y la parte trasera de la casa representa nuestro mundo interior que la mayoría de la gente no ve. Ambos son igualmente importantes.

Si tienes un patio, tómate el tiempo de trabajar directamente con y por la Madre Tierra! Facilita espacios al aire libre, con plantas, con enredaderas, con verde, con colores, fresco, amplio, si puedes y tienes espacio diseña tu huerta orgánica!

Me gustaría cerrar esta nota con otra cita de Alma Grande: “nuestra contribución al mundo parte del restablecimiento del orden en nuestra propia casa”.

Por Maricé Espínola

https://www.facebook.com/AGORA.ECO

 

No Comments

Post A Comment